Blogia
El blog de Gux

Impresiones de Londres (II): La ciudad

Impresiones de Londres (II): La ciudad Yo crecí pensando que Madrid era una gran ciudad (o una ciudad grande, que no siempre significa lo mismo). La cuestión es que si ignoras los barrios de la periferia (todo lo que queda por fuera de la M-30), conocer Madrid más o menos bien no es un reto. Para mi vergüenza, ni yo, ni la mayoría de mis amigos, pese a ser de la capital (aunque no del centro), conocemos en condiciones Madrid. Lo que es más grave es que no conocemos ni el casco histórico, así que en muchos casos, cuando viene alguien de fuera a conocer Madrid, a los dos días lo conoce mejor que nosotros. Sé de buena tinta que no somos los únicos, pero no deja de ser triste.

En el caso de Londres, conocer en condiciones la ciudad es bastante más complicado que Madrid. Si quieres conocerla de verdad tienes que estar, como mínimo, dos meses visitando todo sin meterte en el transporte público. Como efecto secundario te puedes encontrar ampollas recursivas (ampolla sobre ampolla, sobre ampolla). Es algo que los lugareños tampoco hacen, así que en esos dos meses te puedes conocer su ciudad mucho mejor que ellos.

Una cosa que me sorprendió muchísimo es que cuando Londres ardió en el siglo 17, cruzarla a pie no llevaba más de 20 minutos. En la orilla sur del Thames sólo estaba lo que ahora se conoce como Southwark (que ellos leen como 'sadark' tan rápido que parece que se han atragantado), y lo más al norte que llegaba la ciudad era lo que ahora es la calle 'Holborn' (que ellos leen, ahora sí, como el resto de los seres humanos). Un paseito que me hice el primer día, vaya. El caso es que después de eso la ciudad no paró de crecer hasta mediados del siglo XX (cuando ya tenía casi 7 millones de habitantes).

En ese momento, el gobierno de turno promulgó una ley (la del "cinturón verde"), en la que se impusieron una serie de límites a la ciudad para evitar un mayor crecimiento. Impusieron, además, un límite en altura de los nuevos edificios, para evitar que la ciudad se conviertiera en un auténtico monstruo. Las razones que dieron en su momento para estas leyes estaban relacionadas con la ecología: una concentración de más de 7 millones de personas debía ser un foco de polución increíble. Y razón no les faltaba, aunque mucha gente pensó, y yo que conozco un poco la historia, estoy de acuerdo con ellos, que las razones de todo esto fueron monetarias: para evitar que bajara el precio del suelo, y mantener una burbuja inmobiliaria que sigue todavía en pie. Para que os hagáis una idea, los precios de las casas son muy parecidos, en niveles absolutos, a los de Madrid. Teniendo en cuenta que el sueldo medio de allí es muchísimo más alto que el de aquí, no están tan jodidos como los españolitos de a pie. Donde estamos un poco mejor los madrileños es en los alquileres... de momento.

Bueno, me estoy yendo un poco del tema. Lo que quería que quedara muy claro es que Londres es de unas dimensiones muy grandes. Algunos parques de un tamaño comparable al Retiro (Battersea Park, Hyde Park, Regent’s Park o Richmond Park), cuatro aeropuertos (Heathrow, Gatwick, Stansted y Lutton), y muchas otras cosas ayudan bastante a hacerse una idea de su tamaño.

Pero lo que más llama la atención de Londres es su multiculturalidad. Se puede considerar que Londres es la capital de Europa, y eso se nota. Españoles, italianos, moros a tuti-plen, indios, negros, japoneses... gentes de cualquier parte del mundo tienen su lugar allí, y se integran en lo que parece un mosaico perfecto y bien avenido. Imagino que cuando en España teníamos a cristianos, judíos y moros conviviendo, la mezcla podía resultar igual de llamativa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

gux -

Jumm, puede ser. La verdad es que no conozco nada París (a ver si voy un año de estos a verlo). De todos modos, Londres es ahora mismo la ciudad en la que te puedes encontrar los salarios más altos (ha superado ya a Estados Unidos), así que, al menos laboralmente, la seguiré considerando "La Capital"

Zendir -

Jo, pero no has hablado demasiado de la ciudad en sí misma... más bien de su historia y eso.

Además, no estoy muy de acuerdo en que Londres sea la capital europea, seguro que si mañana fueras a París también pensarías que aquella lo es, y seguramente con más razón (es la ciudad más visitada y la Torre Eiffel el monumento más fotografiado).

gux -

Jejej, a mí me pasa lo mismo! Cuando iba a estudiar a la biblioteca de mi ciudad (Coslada), que me pillaba algo lejos de casa (lo veo como algo lejano: ¿me estaré haciendo viejo?), a las 11 o 11:30 de la mañana hacía un descansito, me salía a la calle, y empezaba a caminar por allí, viendo cosas nuevas, calles por las que nunca había pasado y cosas así.

Me relajaba como media hora, y luego volvía a hincar codos.

Ahora cuando salgo del curro (cerca de la Plaza Colón, en el centro de Madrid), de vez en cuando me voy dando un paseo hasta algún sitio. Lo normal es que vaya hasta Atocha, aunque alguna vez haya ido hasta Ciudad Lineal o Avenida América, que están más lejillos. En cualquiera de los casos parezco un Guiri típico, estudiándome el nombre de las calles, mirando las iglesias y los edificios raros, y, en fin, conociendo mi ciudad.

Nat -

Siempre me han gustado las ciudades así, a mí la mía me cansa. Parece un pueblo: la puedes recorrer en un día y conocer a una gran parte de las personas no es taaan difícil. Vale, pueden resultar más "frías" y también puede que si te murieras en medio de la calle nadie te miraría, pero prefiero eso a las confianzas que se toma la gente en "ciudades" (ya dudo de si deberían darles ese nombre) como la mía.

Hasta prefiero desconocer partes de la ciudad y algún día, perdida, llevarme una agradable sorpresa al encontrar un sitio que me guste y que nunca había visto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres